UNIVERSIDAD ATLANTIDA ARGENTINA
26ta. COLACION DE GRADOS
Mar de Ajó – 18 de julio de 2012

 

AUTORIDADES PRESENTES
SRS. MIEMBROS DE LA FUNDACION DE LA ATLANTIDA ARGENTINA
SRS. DECANOS
SRS. SECRETARIOS DE LA UNIVERSIDAD
SRS. PROFESORES
ESTIMADOS EGRESADOS
SRAS. Y SRS.

Tengo el alto honor de dirigirme a Uds. como Vicerrectora de la Universidad Atlántida Argentina, en ocasión de ésta 26ª Colación de Grados que presenta a la Comunidad a 46 nuevos profesionales provenientes de todas sus sedes.
Nuestra Universidad, la que conformamos todos nosotros, sigue consolidando su enlace con la región de influencia y cumpliendo los objetivos que marcan su misión: estar cerca; poner al alcance de aquellos que lo requieran la posibilidad de alcanzar el logro de un Título universitario, preservando y jerarquizando el lazo comunicacional entre Docentes y Alumnos.
Más allá que la ocasión es explícitamente organizada para Uds., nuestros Graduados, me permito hacer una breve reflexión en cuanto a dos ejes centrales que serán los puntos de apoyo de los títulos que hoy se entregarán aquí: quiénes somos como Universidad y qué pensamos respecto de la educación.
Nuestra Universidad es pequeña en el concierto de las instituciones de su tipo en el sistema argentino, de eso no hay dudas, pero tiene una diferencia importante con la mayoría de ellas: su nacimiento.
Han sido los pioneros quienes apostaron a la educación superior universitaria, hace veinte años, en un lugar y un tiempo difíciles, y pudieron pensar en el futuro y construirlo.
También hubieron políticos, Intendentes de once municipios de la región, que creyeron en ese futuro probable y acompañaron la idea y esa construcción de futuro.
A ellos se sumaron familias y sus hijos que confiaron en esa estructura naciente y con sus títulos hoy conforman un entramado profesional que ocupa lugares preeminentes: desde Intendentes, hasta Directores de Escuelas, desde Gerentes hasta Autoridades de nuestra Universidad.
Nuestro compromiso institucional nos refiere cotidianamente a esa enseñanza: el futuro se construye en el presente. El futuro no nos espera, nosotros tenemos que prepararnos para esperarlo.
La Universidad desde la que Uds. egresan les entrega este compromiso con uds. mismos y con las comunidades en las que se realizarán profesionalmente: ver el presente, constituirse en protagonistas y construir un futuro mejor.
Desde ese mismo punto de partida concebimos a la educación, como proceso de transformación personal, social y comunitario.
Como tal, también se corresponde con un compromiso personal, ya que nadie podrá transferirnos lo que no queramos aprender y nosotros somos responsables de la modificación que logremos a partir de ese aprendizaje.

Ing. Alicia M. Gil
Vicerrectora

UNIVERSIDAD ATLANTIDA ARGENTINA
26ta COLACION DE GRADOS
DOLORES – 28 DE SEPTIEMBRE DE 2012


AUTORIDADES PRESENTES
SRS. EGRESADOS
SEÑORAS Y SEÑORES
Es un honor para mí dirigirme a Ustedes en nombre del Honorable Consejo Superior de la Universidad Atlántida Argentina en este acto de Colación de Grados.
La Sede Dolores de nuestra Universidad se encuentra transitando sus dieciséis años de presencia y acompañamiento a esta histórica ciudad en el camino de su crecimiento y comprendiendo su necesidad de alcanzar metas de desarrollo, en bien de su comunidad.
Recuerdo tiempos en los que la preeminencia de las estolas rojas en estos actos nos decían que casi todos nuestros egresados eran Abogados. Sin dudas ha sido esa la necesidad inicial. Hoy vemos que también los Contadores y Técnicos universitarios en Administración junto a los Licenciados en Psicología cuentan una historia diferente.
Nos marcan el progreso comunitario en cuanto a la diversificación y la necesidad que sus hijos crezcan, estudien y se realicen en el ámbito de la ciudad que los vio nacer.
Desde Dolores a toda la región: alumnos de Guido, Maipú, Tordillo, Lezama, Chascomús y otras ciudades y pueblos cercanos llegan todos los días a construir futuro en nuestras aulas y así cumplimos con nuestros principios fundacionales.
Me van a permitir ustedes hacer una aclaración, nos referimos a los Abogados, a los egresados de Ciencias Económicas y a los Psicólogos, pero habrán observado que hay personas con estolas azules que pertenecen a la Facultad de Ingeniería. Por ahora, y sólo por ahora, son egresados de la Sede Mar de Ajó que colacionan en este día. Esperamos muy pronto poder ofrecer a la comunidad de Dolores las mismas carreras que en nuestras sedes de Mar del Plata y Mar de Ajó. Es un objetivo prioritario que, con el acompañamiento de la comunidad de Dolores podremos concretar a corto plazo.
El acto de entrega de Diplomas es el momento cúlmine en la estructura de una institución educativa; es allí donde todas nuestras expectativas: las de los egresados como futuros graduados, las de los docentes como acompañantes en el proceso de aprendizaje, la de los familiares y amigos como testigos privilegiados de las transformaciones y esfuerzos, y las de la institución misma como espacio donde confluyen todos ellos, se hace notorio y público.
Esa es la razón por la que hacemos aquí un especial agradecimiento a todos los que directa o indirectamente han acompañado a este grupo de nuevos profesionales a alcanzar sus metas:
A sus familias, quienes sin dudas se convirtieron en pilares fundamentales de este logro.
A los Docentes de nuestra casa, que les transmitieron conocimientos y experiencias que sólo podrán ser valoradas en el tiempo y en el ejercicio de sus profesiones.
A las instituciones escolares: Escuela Técnica Nº 1, Escuela Primaria Nº 4, Instituto Paula Robles. Que han albergado como espacios físicos a nuestros alumnos y han permitido llevar adelante este proyecto universitario a lo largo de tantos años.
A los Bedeles, Secretarios de Carrera, Tutores y Administrativos de nuestra Universidad que acompañan, no sin dificultades, el progreso y devenires de cada uno de los alumnos que estudian en nuestra casa.
Sinceramente gracias a todos ustedes.
Y ahora, para finalizar, quisiera dirigirme especialmente a nuestros egresados:
Hoy recibirán ustedes un Diploma que los acredita en la disciplina que han elegido: a algunos les dirán Doctores, a otros Licenciados, a otros Contadores… pero, si aceptan una recomendación, les diría que cuando alguien les pregunte: ¿quién sos?, eviten decir: soy el Doctor… o soy el Licenciado…
Porque, antes que su profesión, ustedes SON y SERÁN las personas que se han formado en vuestro entorno familiar y social, junto con los aprendizajes que a lo largo de su vida han alcanzado.
Son y serán esas personas que, a través de su profesión, buscarán el bien y el bienestar de otras personas.
Son y serán personas que, a partir de sus saberes, tratarán de modificar la realidad para bien de las comunidades en las que han crecido y se han educado.
Nuestras profesiones no nos hacen más importantes, nos hacen más responsables. El conocimiento y las formas y metodologías apropiadas de razonamiento nos obligan a responder a la interpelación constante de la realidad.
Nada será igual ahora: porque han alcanzado un logro, quizás el más importante de sus vidas. Pero tengan en cuenta que también éste es el principio de un camino de compromiso personal, familiar y social.
Es mi deseo, y el de la comunidad universitaria que represento, que ustedes alcancen los objetivos que se planteen, que sean capaces de resolver las situaciones problemáticas que se les presenten, que puedan acompañar a otros a solucionar sus problemas, que ocupen cargos y desarrollen una vida profesional plena.
También deseo que alcancen esos objetivos y metas sin olvidar quienes FUERON y quiénes SON. Mucho más allá del Título que, con todos los honores que corresponden, hoy reciben.
Felicitaciones a todos y muchas gracias.

Ing. Alicia M. Gil
Vicerrectora

UNIVERSIDAD ATLANTIDA ARGENTINA
27ta COLACION DE GRADOS
MAR DEL PLATA – 18 DE DICIEMBRE DE 2012

Autoridades Presentes
Srs. Miembros del Consejo Superior de la Universidad Atlántida Argentina
Srs. Miembros de la Fundación de la Atlántida Argentina
Srs. Profesores
Estimados Egresados
Señoras y Señores

Habitualmente en estos actos, es costumbre, solemos hablar en pasado. Aquello que hicimos durante los años de estudio, aquello que transcurrió a lo largo del tiempo, aquellos hechos simbólicos desde lo institucional ocurridos en los últimos tiempos, también hacemos referencia a los “problemas” o “inconvenientes” que no nos permitieron resolver todo lo que hubiéramos deseado tener resuelto a estas fechas.
Sin embargo, estoy convencida que es preferible hablar en futuro. Es éste tiempo el que realmente sería primordial vislumbrar. Así como hace un rato estábamos detrás de los cortinados del ingreso al teatro, esperando el momento de entrar y, atentos en la escucha del Sr. Locutor, esperábamos la señal… así estamos hoy frente al futuro: entreviendo con un solo ojo aquello que queremos se transforme en el tiempo por vivir.
Hemos inventado una forma de contar el tiempo que nos obliga a creer en el tránsito de un segundo al siguiente, de una hora a la posterior, de un día hacia otro, de un año al que continúa.
En razón de ese “cambio” creemos envejecer, establecer fronteras entre el pasado y el futuro, escribir la historia, imaginar los tiempos por venir. El reloj y el calendario se han transformado casi en enemigos: el control sobre el tiempo y la exigencia que se impone nos quita salud y, paradójicamente: tiempo.
La Universidad en la que hoy se gradúan se ha construído desde la imaginación de los tiempos por venir, hace más de 20 años, cuando Mar de Ajó apenas era una ciudad de diez mil habitantes, cuando nada hacía pensar que allí se podría ofrecer educación universitaria. Es por ello que cuando decimos que nuestra Universidad ofrece lo que los jóvenes necesitan, pero CERCA; nos estamos refiriendo a una concepción educativa distinta.
Por supuesto que en Dolores y Mar de Ajó, el concepto de cercanía se relaciona directamente a la cuestión geográfica. Pero aquí en Mar del Plata, o nuestros egresados provenientes de la Universidad Tecnológica Nacional Regional Avellaneda, relacionan ese concepto con otras realidades: ellos conocen a Marilú o a Marta, a Mariana o a Mercedes, a Evelina o Milka. Nada les ha impedido hablar con Carmen, Diego o Norberto quienes, como Decanos, conocen sus trayectos académicos. Así es que la “cercanía” se transforma en contención y estímulo, en respeto y afecto.
Así consideramos la construcción del espacio-tiempo eudcativo: CERCANÍA Y FUTURO.
Nuestra vida se modifica cuando somos capaces de construirnos en “tiempo por vivir” en la conciencia de ser en el mundo, con la mirada en quienes nos acompañan y con los pasos en la tierra de nuestra pertenencia.
Así esperamos que nuestros graduados comprendan su TIEMPO POR VIVIR:  con compromiso social-comunitario, con visión regional y local, y con la mirada puesta en el otro.
Desde la formación racional es difícil ver que: “ser” es más importante que “estar”,  los recuerdos más importantes que la memoria y que el transcurrir del tiempo es mucho más que el tiempo transcurrido contado en números abstractos.
Es entonces la construcción de ese epacio-tiempo vital que denominamos FUTURO, lo que hoy ustedes comienzan a descubrir en libertad, es vuestro desafío… y el nuestro.
Cuando digo nuestro, por supuesto estará siempre la familia y amigos que los han acompañado hasta aquí y seguirán a su lado, pero incluyo a nuestra Institución, ustedes no egresan: se gradúan. Nuestras puertas estarán abiertas esperando su regreso como Profesionales para perfeccionarse, como ayudantes en la tarea de acompañar a otros a aprender iniciando una carrera docente, como observadores: haciéndonos llegar sus opiniones.
Para terminar, y tratando de establecer una referencia, un faro en esa construcción de futuro de la que esperamos sean protagonistas centrales, les ofrezco un glosario, algo así como un “diccionario de viaje”:
Gracias: por haber elegido nuestras aulas para formarse.
Disculpas: si en algo les hemos fallado.
Por favor: regresen siempre.
Sepan que: “ser” es más importante que “estar”, “ofrecer” más importante que “tener” y “descubrir” más importante que “conocer”.
Construyan: la mejor vida que vuestros sueños les permitan soñar.
Muchas Felicidades y Gracias a todos ustedes por acompañarnos en este acto.

Ing. Alicia M. Gil
Vicerrectora

UNIVERSIDAD ATLANTIDA ARGENTINA
27ta COLACION DE GRADOS
MAR DE AJÓ – 27 DE JUNIO DE 2013

Estimados graduados, autoridades, funcionarios y toda nuestra familia universitaria, buenas tardes.
Tengo el privilegio de dirigirme a ustedes, como fruto de aquel proyecto de Universidad que en 2014 cumplirá sus primeros veinte años.
Aquel proyecto, que a comienzos de la década del 90, tuvo en nuestros vecinos, el objetivo de brindar oportunidades a nuestros jóvenes, preservar a nuestras familias del éxodo de sus hijos y ofrecer a la comunidad las posibilidades de un desarrollo, que por aquel momento, no tenía lugar, si no era por la motivación de esos visionarios.
Hoy podemos decir que estamos cumpliendo aquellos objetivos fundacionales, de oportunidades para nuestra sociedad. Actualmente más de mil profesionales confirman que esto es posible y lo comprueba la comunidad toda, al encontrar a sus graduados en diferentes estamentos de nuestra sociedad y del exterior, de nuestros establecimientos de salud, gobierno, empresas, justicia y de nuestra propia universidad.
La Universidad Atlántida Argentina es un proyecto único y ejemplar, donde se demuestra que una comunidad puede llevar adelante un proceso de adultez ciudadana, formar a su sociedad en el mayor nivel de capacitación, el universitario. Es por eso que debemos apropiarnos de nuestra universidad, formar parte de ella desde nuestro lugar de graduado, profesor, alumno o simplemente vecino que acompaña el crecimiento de esa sociedad, que ha logrado un objetivo muy importante, como es el de tener una Universidad en su ciudad de la mano de la propia comunidad y con el esfuerzo de ella. Y es así que Nuestra universidad obtiene hoy, su título de identidad institucional, teniendo dentro de sus principales funcionarios, profesionales que son fruto de su propia construcción académica.
Este crecimiento se confirma con los resultados de la reciente investigación que demuestra que un 97% de los egresados de toda la Universidad siguen establecidos con sus trabajos profesionales en sus lugares de origen. Del mismo modo, que el arraigo fue uno de los objetivos establecidos en aquel momento, las oportunidades postergadas por las distancias o por situaciones económicas también estuvieron dentro de esos anhelos. Hoy en nuestras aulas, el 87% de alumnos pertenecen a familias en las cuales ellos son primera generación de universitarios.
Hoy la Universidad está más acompañada que nunca por toda la comunidad. En especial por parte de la decisión de nuestro Intendente, Juan Pablo De Jesús, de llevar adelante un programa de becas y financiamiento para la mayoría de las carreras desde el 2011. Este programa que permite a los alumnos de La Costa realizar sus estudios superiores, también permite la financiación de proyectos de trabajo de asistencia técnica y de investigación que fortalece el crecimiento académico institucional de nuestros alumnos. Llevando así a nuestra Universidad a consolidarse como referente de la Educación Superior en la región.
Nos encontramos recorriendo este período de crecimiento junto a una comunidad decidida a comprometer a todos sus actores a lograr de nuestro pueblo un lugar de referencia en educación superior, acompañando a la política municipal, de hacer de La Costa un destino donde desarrollar estudios de todos los niveles, con una oferta cada vez más amplia, permitiendo a nuestros habitantes tener cada vez más, el futuro cerca.
Ese futuro para el que hoy estamos trabajando fuertemente. El próximo año nos encontrará con nuevas ofertas, nuevos convenios con otras instituciones y organismos para poder llevar adelante la formación superior en las disciplinas que nuestra región necesita, más allá de la oferta que día a día ofrece nuestra Universidad.
En esta oportunidad son 25 los nuevos frutos del esfuerzo, son 25 los nuevos graduados que han desafiado distintas adversidades y dificultades, y con mucho tesón y sacrificio han logrado el objetivo de obtener su título.
Título que conlleva un gran compromiso con toda la sociedad en su conjunto, ya que es nuestra sociedad la que ha posibilitado por distintos medios el logro obtenido. Ese compromiso debe suscribirse en cada una de las actuaciones como profesionales, pensando en qué es lo más conveniente para toda la comunidad y para el bien de ella.
Pero quizás el compromiso más grande sea el compromiso social, de llevar adelante su tarea como herramienta para lograr una sociedad con más oportunidades, más logros para el bienestar general, más respeto por los derechos sociales y sobretodo, con mayor justicia social.
Este compromiso debe ir de la mano de sus ambiciones, ambiciones que deben ser tan grandes cómo su imaginación, y no debe dejarse llevar por mezquindades que socaven esos anhelos. Porque es esa visión de superación, la que los ha llevado al lugar que hoy vienen a ocupar, y en honor a ello, deben seguir en ese camino.
Estimados graduados. A partir de hoy llevarán con ustedes el sello que los identifica como parte de nuestra comunidad universitaria. Y esto nos enorgullece. Sepan que para siempre serán nuestra familia, y es por eso que nunca los dejaremos solos. Cuenten con nosotros, los seguiremos acompañando. Ese es nuestro compromiso. El de ustedes, ser buenos embajadores, profesionales comprometidos con el bien común, y sobretodo buenas personas. Gracias por haber compartido tanto esfuerzo, sacrificios, alegrías y tristezas. Gracias por confiar en ustedes mismos. Felicitaciones de parte de toda la Universidad Atlántida Argentina.